Cuida de tu Útero




En cuanto a los aspectos físicos, dependiendo de la sintomatología de la paciente, los cuidados difieren si bien, por norma general y atendiendo al origen y la causa inicial del problema, se prescribe una dieta centrada en la inflamación del útero. De este modo se recomienda una alimentación adecuada y el apoyo de la fitoterapia, que puede leerse en los respectivos artículos. 
Más recomendaciones: 

Higiene. 
- Utilizar geles de higiene íntima con PH especial.
- Evitar los baños (en la bañera).
- Usar braguitas de algodón.
- No usar tampones, se recomienda utilizar compresas (tohallitas higiénicas) que sean de algodón, pueden ser desechables o no) y compradas preferentemente en farmacias o herbolarios. Si se usa la copa menstrual hay que hacerlo con cuidado de que no obstruya el canal del cuello del útero. 

Relaciones sexuales. 
- Evitar en lo posible el contacto directo del cuello del útero con el semen (por su PH alcalino).
- Abstenerse de relaciones sexuales de penetración violentas.
- Cuidar la higiene, tanto la tuya como la de tu pareja, es recomendable lavarse antes y después de las relaciones. 

Otras. 
- Descansar (mental y físicamente) evitando la falta de sueño y el estrés.
- Practicar con frecuencia ejercicio físico, se recomienda la práctica de yoga (ejercicio físico y mental).
- No avergonzarse de esta condición, hablar de ello para que sea más fácil de comprender por los demás.
- Un buen sinónimo de cuidarse es respetarse. Respeta tu cuerpo con lo que comes, con lo que haces… pero también es importante cuidar los pensamientos, una aptitud positiva y amorosa es sanadora, ha quedado demostrado que es así. 

Todas las recomendaciones son complementarias, en los casos más severos de Síndrome Lolas (síndrome premenstrual severo o trastorno disfórico, fibromialgias, fatiga crónica…) no sustituyen un tratamiento eficaz ya que la  inflamación uterina causante, normalmente requiere de otras intervenciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario