Síndrome Premenstrual e Higiene Íntima



Es fundamental mantener el PH natural de la vagina y usar geles especiales de higiene íntima, esto favorece que esa zona no se irrite ni cree patógenos que pueden pasar al cuello del útero enfermándolo. Una vagina sana beneficia también la salud del cuello del útero evitando o potenciando inflamaciones que generan, como hemos dejado bien patente, la sintomatología del Síndrome Premenstrual (Síndrome Lolas).

En cuanto al uso de tampones, en sus envases suelen avisar del Síndrome de Shock Tóxico (SST) cuyos síntomas son: hipotensión, dolor de cabeza, dolores musculares, fiebre, erupciones cutáneas, etc. (síntomas propios del Síndrome Premenstrual) y que en casos extremos pueden llevar a la muerte. 
Entendemos, después de todas las investigaciones del doctor Jorge Lolas, que este Shock se origina por una infección, la cual genera inflamación con los consiguientes mediadores inflamatorios (como las prostaglandinas) que al pasar al torrente sanguíneo producen esta sintomatología. La relación parece clara y este Shock podría corroborar las hipótesis del doctor Lolas que relacionan la cervicitis crónica con el SPM. Por todo esto no se recomienda, bajo ningún caso, el uso de tampones.

Tanto en los tampones como las compresas menstruales (llamadas tohallitas higiénicas en Chile) no se informa sobre las sustancias y materias primas que se utilizan para su fabricación. En algunos casos se da a conocer sólo la celulosa, polietileno (uno de los plásticos más comunes), papel siliconado, algodón, poliéster, polipropileno (tela plástica no tejida), pulpa de papel blanqueada y aromatizantes. En Internet podemos encontrar más información sobre los componentes tóxicos utilizados: dioxina, poliacrilato, rayón y asbesto. Con todo esto desaconsejamos también el uso de compresas desechables normales.

Existen productos alternativos a la toxicidad que hay en farmacias y algunos supermercados, que ayudan a cuidar de nuestra salud, además de nuestro medio ambiente y de nuestra economía. A continuación presentamos alternativas ecológicas, económicas, higiénicas y que no producen daños a nuestro organismo. 

Compresas menstruales ecológicas: son 100% de algodón, absorbentes y sin químicos, se reutilizan lavándolas después de su uso. Nos mantienen frescas, limpias y seguras. Son cómodas, re utilizables y biodegradables. Dependiendo del cuidado que se las tenga duraran entre 2 a 4 años. Puedes encontrarlas en la web si te interesa comprarlas o hacerlas tú misma siguiendo un tutorial en youtube. 

Copa menstrual: existen muchas marcas con variados nombres y tamaños. Se utiliza como un tampón, la diferencia es que almacena la sangre y los fluidos vaginales, no los absorbe como los tampones, lo que no provoca sequedad vaginal y por esto no tiene riesgo de ocasionar infecciones. Almacena aproximadamente 30 ml, por lo tanto no es necesario vaciarla con la misma frecuencia que las compresas o los tampones. No tiene químicos, está hecha de silicona blanda y se hierve en casa antes de usarla para eliminar posibles bacterias. Puede durar hasta 10 años si la cuidamos correctamente. 

Compresas desechables de algodón: otra opción, menos económica, es el uso de compresas desechables pero cuya composición sea 100% de algodón, sin productos tóxicos. Podemos encontrarlas en herbolarios, farmacias y algunos supermercados. 


2 comentarios:

  1. Ángela: yo llevo casi un año utilizando la copa menstrual combinada con salvaslip (al inicio y final de la regla, momentos de escaso sangrado) y me va fenomenal, lo encuentro muy práctico he higiénico. Quizá al principio cueste, sobre todo meter y sacar la copa, pero con el tiempo una se acostumbra.

    ResponderEliminar
  2. Ah, añadir que el salvaslip que uso es 100% algodón, desde que me enteré de toda la química que tiene una compresa normal, hace también cosa de un año. (Ángela)

    ResponderEliminar