Prevalencia de enfermedades en mujeres


Basándonos en las estadísticas las mujeres tienen mayor esperanza de vida que los hombres (ver gráficos aquí). Sin embargo, su calidad de vida es mucho peor en ellas, las cuales son propensas a padecer mayores enfermedades o síntomas crónicos:
  • Ansiedad: de 2 a 3 veces mayor en mujeres que en hombres (enlace)
  • Depresión: se da, como mínimo, 2 veces más en mujeres (enlace)
  • Fibromialgia: el 90 % de los casos se dan en mujeres (enlace)
  • Síndrome de Fatiga Crónica: de 6 casos, 5 son mujeres (enlace)
  • Dolor menstrual incapacitante: obviamente el 100 % son mujeres.
  • Migrañas: los casos en mujeres triplica al de los hombres (enlace)
  • Retención de líquidos: mucho más común y severo en mujeres que en hombres (enlace)
  • Dolor mamario (a veces muy incapacitante): obviamente sólo afecta a mujeres.
  • Sensibilidad Química Múltiple (SQM) mucho más común en mujeres (enlace)
  • Etc.

¿Qué nos diferencia? ¿El aparato reproductor?
Lamentablemente, existe una discriminación de género en cuanto a la investigación médica en la mujer. Sabemos que su sistema inmunitario es más complejo y delicado que el del hombre, en primer lugar porque ella está más expuesta a la entrada de microorganismos patógenos a través de la vagina. Además tenemos que comprender que, por selección natural de la especie, en el organismo de la mujer así como en el de todas las hembras mamíferas, debe haber una bajada de defensas en determinados momentos de su ciclo reproductivo para que se pueda dar lugar la concepción. De otro modo el sistema inmunitario rechazaría el semen, así como el cigoto, los cuales podrían considerarse, en definitiva, aloinjertos. En este sentido destacamos este trabajo de Caroline Doyle y extraemos lo siguiente: “Gran parte de lo que se denomina SPM es parte de un conjunto más amplio de enfermedades infecciosas que se ven agravadas por los cambios cíclicos en la inmunosupresión, que son inducidos por los cambios cíclicos en el estrógeno y la progesterona.”

La investigaciones de Caroline Dolyle enfatizan esta particularidad que puede ser una de las causas por las que las mujeres tienen más enfermedades de índole inmune así como psiquiátricas. De esto deducimos que la psiquiatría y el sistema inmunitario no deberían estudiarse por separado.
Y llegados a este punto hacemos referencia a un documental alemán “Depresión una Nueva Esperanza” que pone en relación la depresión con el sistema inmunitario.

La vulnerabilidad del sistema inmunitario de la mujer, por las razones anteriormente expuestas, generan inflamación en el aparto reproductor, comenzando generalmente por el cérvix (cervicitis) pero puede llegar a afectar al endometrio y los anejos, pudiendo dar lugar a una enfermedad inflamatoria pélvica crónica, además de producirse inflamación en otros órganos (intestino, hígado, etc.).

Como bien explicamos en este blog, el llamado SPM contempla más de 120 síntomas crónicos y cíclicos, tanto físicos como psicológicos, cuya causa y origen se encuentra, principalmente, en una inflamación e infección crónica del aparato genital femenino así como en una deficiente respuesta inmunitaria (Histerotoxemia Inflamatoria Cíclica).

1 comentario:

  1. Como dice el refrán "casa con dos puertas, mala es de guardar". Mientras que el hombre sólo tiene una (la boca), la mujer tiene 2 (la boca y la vagina).
    Las amígdalas es a la entrada de la boca lo que el cérvix es a la entrada de la vagina.

    ResponderEliminar